18. jul., 2016

Automasaje Qi Gong

Para obtener beneficios por medio de un auto masaje facial, el Qi Gong tiene sus secretos milenarios para preservar la absoluta quietud mental.

En este masaje es necesario empezar por dejar la mente en blanco y dar comienzo a la sesión.

El Qi Gong proviene de China y trabaja sobre los puntos de acupuntura posibilitando una mejor circulación sanguínea. Esta técnica aplicada sobre el rostro logra un efecto anti-edad en escaso tiempo.

Es ideal para prevenir dolores de cabeza, insomnio, contracturas de los músculos de la cara y del cuello, el rostro se verá más luminoso, suavizando las arrugas y eliminando las toxinas que en él se depositan a diario.

Antes de comenzar, hacer ejercicios de respiración inhalando y exhalando, acompañando con el abdomen varias veces.

Esto ayuda a que la mente se prepare y el cuerpo se relaje. es aconsejable antes de comenzar el auto masaje, lavarse bien las manos y frotarlas entre sí para que la temperatura resulte agradable. Llevar a cabo estos ejercicios al levantarse y al acostarse.

Relajar el rostro gesticulando exageradamente.

Masajear con los dedos índice, medio y anular de ambas manos, deslizando los dedos primero hacia arriba y luego hacia la derecha e izquierda.

Generar una rotación en la zona de las sienes alrededor de 8 veces.

Masajear las mejillas apoyando las manos planas en ellas vigorosamente.

Con la base de la palma de las manos masajear desde el ojo hasta las sienes 8 veces aproximadamente.

Frotar las manos hasta aumentar la temperatura.

Golpear la piel de todo el rostro con las yemas de los dedos para estimular el drenaje.