20. nov., 2017

Texto

En tus tratos con otras personas, ¿puedes detectar ligeros sentimientos de superioridad o inferioridad hacia ellas? Lo que estás viendo es el ego, que vive la compasión.

 La envidia en un derivado del  ego, que se siente disminuido cuando a otra persona le pasa algo bueno, o  cuando alguien tiene más, sabe más o puede hacer más que tú. La identidad depende de la comparación y siempre quiere más. Se agarra a cualquier cosa. Si todo lo demás fracasa, puedes fortalecer tu ficticio sentido del yo sintiéndote más maltratado por la vida o más enfermo que otras personas

(Extraido del Libro el silencio habla)